trabajo-flexible

“Siempre he sentido que la tecnología puede ser usada para nuestro beneficio y debería ser usada para nuestro beneficio” 

Deepak Chopra

Estoy alistándome para asistir a un matrimonio con mi esposa, se trata de la boda de un buen amigo pero el día escogido para la ceremonia no podía ser peor, viernes a las 7:00 pm.  Es una hora de locos porque el tráfico está insoportable y para poder llegar a tiempo tuve que salir de la oficina con dos horas de anticipación pidiendo permiso a mi jefe. La verdad que la rutina de tener que ir y venir todos los días a la oficina teniendo que manejar o usando el transporte público aumenta mi estrés. Si me pongo a reflexionar en las horas que me paso en el tráfico, siempre acabo pensando que podría aprovecharlas mejor dedicándoselas a mi familia, haciendo deporte o simplemente durmiendo un par de horas más.

Cuando veo a mi esposa, ella me sonríe y me comenta que está contenta porque hoy tuvo un excelente día de trabajo pero también me cuenta que se pudo reunir con un grupo de amigas del colegio a tomar un café después del almuerzo. Está terminando de contestar un email a un cliente de la empresa donde trabaja, le tomará seguro un par de minutos más pero a diferencia mía que tuve que correr para poder estar listo a tiempo, ella ya está cambiada hace una hora y con un aspecto muy relajado. Me pregunto, con un poco de sana envidia ¿Dónde quedaron los tiempos donde el hombre esperaba a que su esposa terminara de alistarse para salir a la reunión?

Mi esposa trabaja como “community manager” o administradora de las redes sociales de una empresa y también es “bloggera” de temas relacionados a bienestar, aromaterapia y pilates. Ella decidió hace unos años trabajar desde la casa y gracias a la tecnología ha podido cumplir su sueño de tener más tiempo para hacer sus propias cosas pero sin descuidar su actividad empresarial. A diferencia de hace unos años ella puede dedicarse a las cosas que le apasionan como practicar algo de baile sin descuidar la casa y por si fuera poco tiene un ingreso económico muy interesante. Por supuesto que el nivel de estrés de su vida prácticamente ha desaparecido y su motivación cada vez aumenta más. Se ha vuelto una conocedora de las bondades de la red y sabe aprovechar las ventajas que tiene poder trabajar desde la casa. Estoy pensando seriamente en reorganizar mis labores profesionales y poder pasar más tiempo en casa, para ello tengo que reestructurar mis actividades y sacar ventaja de la tecnología.

Hoy en día gracias a la tecnología y al uso del Internet no sólo la forma de hacer negocios se ha revolucionado apareciendo nuevos emprendimientos en línea, sino también el trabajo dependiente está sufriendo transformaciones y convirtiéndose en más flexible. El número de personas que trabajan desde su casa va en aumento y también con estos cambios vienen apareciendo nuevos puestos de trabajo que hace unos años no existían. Entre estos nuevos trabajos tenemos además de los ya mencionados “comunnity manager” y “blogger”, al “asistente virtual” que cumple las mismas funciones de un asistente administrativo pero que no necesita estar físicamente en la oficina. Otras formas de trabajo tradicionales también se han adaptado al nuevo esquema valiéndose de la tecnología para mejorar sus prestaciones. Entre éstos tenemos a los consultores, los ejecutivos de atención al cliente, los traductores y hasta los contadores que pueden ofrecer sus servicios conectados por Internet y vía remota.

Pero las ventajas no son sólo para los trabajadores, también las empresas pueden beneficiarse de las ventajas de tener personal en esquemas de “trabajo flexible” porque eso significa que van a poder reducir los espacios físicos destinados a alojar las oficinas y escritorios del personal, disminuir el número de parqueos destinados al personal, gastar menos en servicios generales como luz y agua, e incluso van a beneficiarse con empleados más motivados y con un mejor balance de vida y trabajo. Entre las principales empresas del mundo que han incorporado el trabajo flexible tenemos a Xerox, Dell, Aetna, American Express, SAP, Apple y Microsoft.

Hoy en día cada vez más personas en nuestros países están optando por un trabajo flexible que le permita optimizar sus labores pero también poder realizar el sueño de tener más tiempo para vivir mejor. La tecnología bien usada puede convertirse en fuente de desarrollo y bienestar para nuestros ciudadanos en la región.